domingo, 25 de enero de 2015

Reseña: "Flores en la Tormenta"

Flores en la tormenta Flores en la tormenta by Laura Kinsale

My rating: 4 of 5 stars


Yo no soy mucho de leer romances, o cuando menos no desde mi etapa de comprar Bianca y Barbara Cartland en los quioscos, pero hace rato que me habian picado la curiosidad con esta novela.

Bueno, no sé porque este libro no aparece con más de esos Advertencia: Trigger warning mental illness, porque como un tercio de la novela transcurre en un manicomio ... allá por 1820s.




El Duque de Jervaulx es uno de esos personajes complejos, es un dandy, un playboy, un pecador según su madre, y además es un hombre de negocios con su propio código de honor y conducta. No es un tipo ejemplar, tampoco es un villano, pero su vida da un giro tremendo cuando sufre una apoplejia y termina metido en un manicomio, aparentemente porque sus años de disolución han dado con él, o algo parecido según su médico y familiares... ahora si fuera demencia sifilitica hasta le podria encontrar sentido a eso, pero ¿una apoplejia? Oo'
Asi que ya os podeis imaginar el tipo de tratamiento que le daban a los enfermos en esa época, que tampoco es como si fueramos tan adelantados, que hasta a alguien que conozco le dieron de esos tristemente famosos electrochoques a mediados del siglo pasado tras una tremenda depresión.
Ahora a la pareja menos, pero menos probable, que le podrian encontrar a Jervaulx es una mujer cuaquera. Pero el caso es que ellos se conocian, porque el Duque aparte de ser un libertino es un genio matemático que estaba desarrollando un teorema con el padre de Arquimedea (Maddy) desde hace casi un año, y aunque no se vieron más de una vez, es ella quien lo ve en ese manicomio como una persona atrapada dentro de su cuerpo y no un loco idiota peligroso, como decian todos.

La descripción, la frustración, la contradicción de lo que siente Jervaulx, incapaz de darse a entender, de comprender lo que le hablan, de su desarrollo casi instintual de otros sentidos, es lo que hace la novela.

No es la típica historia de amor.

Tiene unos momentos de humor tonto, ridículo, pero que me hicieron reir.

  "—¿Quién es toda esta gente? —le preguntó con un susurro.
—Creo que han venido a ver al duque matemático.
—¿Es que es algo así como el cerdo ilustrado?
 O

(Christian) Con tanto loco como había en aquel lugar, ¿por qué nadie la había advertido de que tuviese cuidado?



Entiendo, por otra parte, que muchos sientan tirria por Maddy, apegada a sus creencias de cuaquera (de las cuales confieso no tenia la menor idea), que niegan el uso de títulos, de formalidades (y doy gracias aqui por la traduccion, bastante buena, porque me tenia mareada con sus 'thee' y 'thow' de la versión inglesa - y que es parte de la forma en que la llama Christian: niñaMaddy ti-tu XD). Y bueno al sentido estrictamente cuaquero del bien y el mal, y todo lo juzga desde esa medida.



Pero se entiende, si toda tu vida te han enseñado que algo es malo... bueno... encontrar la 'llamada al deber' dentro de un recinto deprimente y aterrador es la única forma que tiene de sacar fuerzas y aferrarse a lo que conoce. Aunque quiéralo o no le ganan otros sentidos.

Era una nimiedad, algo agradable, y si bien se trataba de un placer mundano y carnal, por lo menos sería solo por un tiempo, y después volvería a ser la Maddy Timms normal y escrupulosa de siempre. La ejemplar Maddy Timms con un recuerdo secreto que guardar para sí, un lirio escondido entre los dragones de la virtud.




Pero que bueno que esta Christian, aunque él piense lo contrario.

La llama de Maddy estaba apagada y escondida, pero él iba a avivarla con todo el fuego de su interior; él iba a provocar una llamarada que arrasaría ciudades, catedrales, castillos y sencillas casas de asambleas, dejando un mundo en el que solo estarían ella y él, esa cama y una sola carne.


::sigh::

¿Leerla o no? a su discreción queda.


View all my reviews

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...